DESVARÍOS DE @una_madre_mas

Consecuencias de la muerte de mi hija: SOP, resistencia a la insulina, tiroides alterada y mis órganos en rompan filas

¡Muy buenas familia!

El post de hoy es extenso porque se trata de poneros en conocimiento de cuál es mi situación para que podáis entender el porqué de las medidas que he tomado para solucionar mi lío hormonal. Ojalá os ayude a todas las que me habéis escrito y entre todas podamos alcanzar el bienestar que merecemos.

Durante la adolescencia desde la aparición de mi primera regla sufrí dolencias asociadas al sistema hormonal. Era una adolescente con muchísimo acné, pelo muy graso, uñas débiles, tendencia a la tristeza, reglas dolorosas e irregulares y además, mucha mucha dificultad para bajar peso. Con 18 años en una visita al ginecólogo me recomendó tomar la píldora anticonceptiva para que me ayudara a solventar esos problemas y efectivamente tras un año de tomar la píldora yasminelle esos síntomas empezaron a remitir. Nunca supe que aquello que tenía era SOP, porque este síndrome en aquel momento aún era menos conocido que ahora y por ende los médicos tenían dificultades para diagnosticarlo. Y como la píldora lo mejoraba pues recetaban píldora y andando que es gerundio.

Durante casi 10 años estuve con ese tratamiento por los beneficios que tenía sobre mi organismo, pero llegó el día en el que quise tener hijos y evidentemente tuve que dejarla. Me quedé embarazada a la primera de Sara, pero tuve un embarazo de reposo total y la gran desgracia de dar a luz a una hija enferma que tuvo que estar 4 meses en hospitales para lamentablemente acabar falleciendo.

Durante esos meses de embarazo, de su vida y durante el duelo por su muerte yo no solo estuve en un reposo totalmente insano sino que a mayores me alimente terriblemente mal. Digamos que desarrolle una relación emocional con la comida en la que los dulces y los procesados me “ayudaban” a sobrellevar toda esa ansiedad, el estrés y el dolor.

Diez meses después de morir Sara comencé con un plan detox para preparar mi cuerpo para un nuevo embarazo. Un embarazo que acabo en aborto a las 8 semanas por causas en principio desconocidas, (Causas que ya no son desconocidas a día de hoy para mí, pero eso ya os lo contaré en otro post)

Tras ver qué tenía mucha dificultad para perder peso y en definitiva, parecía de nuevo adolescente con mis granos, mi vello facial y demás, decidí visitar a un endocrino (que a mayores es consejero genético) para que me guiara en la búsqueda de una solución.

El me dio un plan de cambio de hábitos para intentar paliar todos estos síntomas, pero tras varias semanas sin ver resultados evidentes, decidió que lo que debía hacer era seguir con la rutina de “alimentación limpia” y me ofreció tomar medicación. En concreto topiramato, una medicación cuyo efecto secundario es la perdida de peso pero que nada tenía que ver con el problema que yo tenía y estaba muy lejos de solucionarlo. Dado que yo me negué a tomarlo, por su parte me dio el alta y simplemente lo vemos para las cuestiones genéticas que tenemos pendientes.

Y diréis vosotros, ¿Por qué no vuelves a tomar la píldora de nuevo? Pues veréis, por un lado he descubierto que tengo una mutación para la variante MTHFR homocigotico y estoy en vías de medir mi nivel de homocisteína en sangre para saber si es compatible el anticonceptivo con esta mutación trombofilica (cosas feas de la genética). Y por otro lado, me gustaría poder evitar volver a tomar anticonceptivos ya que no solucionan el problema sino que lo tapan, palian los síntomas pero no van a la raíz del tema. Evidentemente todo será ir viendo, pero en principio voy a luchar por evitarlo.

El dolor por la muerte de Sara, el estrés, la ansiedad, los 20 kilos que cogí y el SOP sin tratar con píldora, me han llevado a tener un desajuste hormonal a todos los niveles. Soy ahora mismo como una pescadilla que se muerde la cola.

Se cree que el SOP puede desarrollarse simplemente por herencia genética pero fundamentalmente hay dos factores que benefician su aparición o el empeoramiento de sus síntomas: la resistencia a la insulina y la inflamación.

La insulina es la hormona que segrega el páncreas, que manda la orden a las células de que procesen el azúcar en forma de energía. Cuando comemos mal durante mucho tiempo estamos forzando al páncreas que cada vez produzca más y más insulina para poder luchar contra esos azúcares malignos hasta que llega un punto en el que de tanta saturación esas células comienzan a perder su fuerza y van perdiendo esa capacidad. Así aparece la resistencia a la insulina. Algo muy serio ya que no solamente puede provocar un exceso de azúcar en sangre, generar un exceso de insulina y hacer que tengamos hambre cada dos por tres, sino que puede desembocar en diabetes tipo 2.

Total, que al haber cogido tanto peso y comer tanto azúcar y tanta mierda he aumentado la resistencia a la insulina de mi cuerpo lo cual implica que se produzcan más andrógenos (hormonas masculinas) en mis ovarios y el SOP sea aún más acusado. Además, tener tanta grasa corporal trae como consecuencia congestión en los músculos y órganos, o lo que es lo mismo, su inflamación y resulta que también es una causa para que el SOP empeore.

En resumidas cuentas:

  • SOP de base + sobrepeso+ resistencia a la insulina+ inflamación muscular = un Cristo tiroideo y general que te cagas.

Así que cuando fui consciente de todo lo que le sucedía a mi organismo decidí ponerme manos a la obra. Por un lado continuar con el método de alimentación que el endocrino me recomendó. Una dieta basada en verduras, legumbres, frutas, proteínas de calidad y una reducción drástica de hidratos de carbono. Si comemos alimentos saludables, comida real y dejamos de picar entre comidas haciendo como máximo 4 comidas al día, estamos facilitándole el trabajo al pancreas. Al no comer azúcar, no tiene que producir tanta insulina. Y al comer pocas veces, se activa menos a lo largo del día.

Por otro lado el control de la ansiedad y de las emociones negativas. Creedme, la salud mental es fundamental para estar bien orgánicamente hablando. Yo tengo de base un problema con la gestión de la serotonina (hormona de la felicidad) y por ello tengo un tratamiento pautado para estas rachas en las que la vida nos da hostias como panes y no soy capaz de estar en calma. Por ejemplo, al fallecer Sara. La meditación es un pilar FUNDAMENTAL para encontrar equilibrio, por muchas pastillas que uno tome si no se ayuda con su actitud y sus actuaciones no se llega a ningún lado. Tenéis ahora mismo un sorteo en mi perfil de Instagram maravilloso para ayudaros con las emociones.

View this post on Instagram

⚠️¡¡SÚPER SORTEO!!!⚠️ . Familia! Como os dije haré varios sorteos en el perfil para agradeceros vuestro cariño y amor infinitos❤️Como siempre son sorteos que comulgan con mi filosofía de vida y por ende la de este perfil.🔹Este es para mí muy especial, ya que confío MUCHISIMO en el buen hacer de @psico_eire y sé que este taller será maravilloso para quien lo gane🔹Este sorteo va dirigido para cualquier mamá, en duelo o no, que quiera mejorar su bienestar y su salud mental y física entorno a la maternidad. También haré sorteos muy específicos para mamás en duelo. Os cuento: . 🔹Maternés Psicología y yo nos hemos unido para sortear una plaza en el Primer Taller terapéutico online de Materfulness donde trabajan con herramientas de Mindfulness🧘 . 🔹Materfulness significa Maternidad Plena. Está enfocado a madres y en el se trabajará el manejo de las emociones durante todo el proceso de pensarse, ser, sentir y hacer de una mujer que es madre🤱 . 🔹Durante la maternidad aparecen muchas emociones✨A veces muy agradables y en otros momentos no tanto. Estos últimos suelen llevarnos a tener pensamientos y sentimientos que nos generan mucho sufrimiento y culpabilidad😣Aprender a manejar las emociones os ayudará a ejercer una maternidad más consciente y a mejorar vuestro bienestar y salud☯️ . ⚠️Para participar solo tienes que: *Dar like a esta publicación *Seguir a @una_madre_mas y a @maternes_psicologia *Mencionar dos amig@s en comentarios. ¡¡Puedes participar todas las veces que quieras mencionando a dos personas distintas!!!🔹El sorteo estará activo hasta el 21 de junio!!! #sorteo #mindfulness #tallergratuito #tallergratis #amor #love #maternidadconsciente #maternidadreal

A post shared by ᑌᑎᗩ ᗰᗩᗪᖇE ᗰᗩᔕ (@una_madre_mas) on

Y ya por último una ayuda natural. Seguro que sabéis que para el SOP se suelen dar complementos alimenticios basados en vitaminas como el Soniase, Soniase femma, ovusitol y demás, cuyo componente principal es el Inositol y en ocasiones el ácido alfa lipoico que en personas con SOP suele estar muy bajo a causa de la resistencia a la insulina. El inositol no es otra cosa que un nutriente dentro del grupo de la vitamina B.

El SOP al ser un conjunto de desajustes hormonales (que puede traer consigo quistes en el ovario o no) lleva en ocasiones a sufrir problemas de fertilidad. A muchas mujeres estos suplementos les han funcionado para regular sus hormonas y también conseguir un embarazo. ¿Son recomendables? Si lo son en cuanto a que son vitaminas al fin y al cabo y a muchas mujeres les han dado buenos resultados. Es una forma bastante natural y buena de abordar el problema,pero hay que tener en cuenta que en ocasiones vuelven a los ovarios vagos y una vez que dejamos de tomarlo vuelven los problemas.

¿Hay una alternativa? La hay. Sabéis que soy naturopata y aunque no ejerzo como tal, siempre estoy consultando la naturaleza para buscar soluciones. Y en este caso la alternativa que he decidido es la BERBERINA.

La planta berberina

Creo firmemente que mi problema hormonal se solucionará el día en el que mi organismo tenga armonía. Gracias a este tipo de alimentación y sumándole el equilibrar el páncreas y el hígado serán determinantes para que mi sistema endocrino se regule. Pienso de corazón que los medicamentos solucionan un problema y estropean otra cosa en el organismo por eso, aunque estoy a favor de ellos porque salvan vidas y porque a veces no queda otro remedio que tomarlos, intento recurrir a alternativas naturales. Por probar que no quede ¿No?

La BERBERINA es un alcaloide que está presente en varias plantas medicinales y que se lleva utilizando en la medicina China y en otras culturas miles de años. Tiene propiedades antiinflamatorias, protege el cerebro, el corazón, el páncreas, el hígado y es un regulador de la insulina. De hecho, es el sustituto que muchos médicos están pautando a personas que tienen mi problema antes de que se desencadene una diabetes tipo 2. En ocasiones la diabetes es genética y no hay forma de evitarla pero si de atrasar su aparición. Y es preferible intentar tomar algo natural como la BERBERINA que la metformina que es química.

La BERBERINA debe de ser pautada por un especialista, ya que hay medicamentos como algunos antibióticos y anticoagulantes que interfieren con ella. Por eso, nada de ponerse a lo loco a comprar berberina sin consultar bien si podemos tomarla o no. En mi caso, lo consulte con mi endocrino y los dos pensamos que puede ser una buena opción. Con una dosis de hasta 500 MG diarios podría conseguir dar un empujoncito a esta lucha.

Formato comercial de la BERBERINA

En definitiva familia, el cuerpo es una máquina perfecta, que cuando no le damos la gasolina que necesita empieza a dar fallos. Sólo os puedo decir que todos estamos a tiempo siempre de hacer un cambio de hábitos. Que la comida saludable tiene muchísimos beneficios y que al final el azúcar no solo es una droga sino que estropea nuestra máquina. Yo me arrepiento mucho de haberme dejado tanto, porque aunque sabéis que para mí el peso es importante porque quiero volver a ser la que era, lo fundamental es que he jodido mi salud y que ahora me va a costar lo mío que la maquinaria funcione bien de nuevo. Así que si estáis en mis circunstancias os recomiendo:

  • Consultar con un especialista
  • Hacer ejercicio, al menos media hora diaria
  • Seguir a cuentas en Instagram de comida real como puede ser Carlos Ríos
  • Estudiar la viabilidad de usar la BERBERINA para ayudaros a evitar la metformina y poder llegar a un punto de salud óptimo que os evite todo el malestar asociado al SOP e incluso la infertilidad.

Yo aún estoy en el principio de este camino y aunque sé que es una guerra contra mis malos hábitos estoy convencida de que saldré ganadora. El tiempo que lleve NO DEBE IMPORTARNOS. Cada día que lo hacemos bien es un día ganado. Muchísimo ánimo a todas las que estáis como yo, podemos hacerlo!!