Asesora de lactancia Dña. Tania G. Santiago "Lactancia y Vida"

Cabergolina: Todo lo que tienes que saber

Es muy posible que tengáis conocimiento de que existe un fármaco para inhibir la producción de leche materna. Se trata de la Cabergolina (es el nombre del principio activo, después cada farmacéutica lo denominará de diferentes maneras y lo podemos encontrar con diferentes nombres comerciales) y el mecanismo de acción que utiliza es disminuir la producción de prolactina en la hipófisis.

En la lactancia hay varias hormonas implicadas, una de ellas la prolactina. Esta hormona se encuentra inhibida durante el embarazo hasta que se produce el desprendimiento de la placenta tras el parto. Este desprendimiento libera unas sustancias que dejan de inhibir la producción de prolactina en la hipófisis para que se desencadene la lactancia de manera natural. Si, durante el inicio de la producción de leche, el cerebro no genera los picos necesarios de prolactina, no habrá síntesis láctea.
Pero cuidado, este mecanismo de acción solo es efectivo en lactancias que aún no están instauradas y con ausencia de succión sobre el pecho (para que no haya el estímulo natural de secreción de prolactina). Por lo tanto, se recomienda su uso justo en el momento en el que se debería iniciar la lactancia, es decir, administrar tras el parto.

Una vez tenemos instaurada la lactancia, el fármaco resulta prácticamente ineficaz para cortar la producción de leche (aún que en algunos casos ha resultado efectiva, pero el porcentaje de éxito es muy bajo). Cuando la lactancia ya está en pleno funcionamiento, la hormona ya alcanza unos niveles en el cuerpo de la madre que la producción de leche se regula más por el estímulo de la succión del bebé al pecho que por la intervención de la hipófisis, de aquí que la inhibición mediante fármacos sea, casi siempre, ineficaz.

Después de la fase de instauración (pasadas las primeras semanas), esta medicación resulta casi siempre totalmente ineficaz para cortar la producción de leche. Esto se debe a que el nivel de prolactina ya ha subido y la producción de leche se regula por la succión del bebé y por factores locales del pecho, siendo mucho menos dependiente de la producción en la hipófisis. Por lo tanto, es importante resaltar que las pastillas “para cortar la leche” en lactancias instauradas de varias semanas son casi siempre ineficaces.

Cuando nos encontramos con la pérdida de nuestro bebé durante el parto, inmediatamente después de nacer (horas o pocos días) o con un aborto en una etapa gestacional lo suficientemente avanzada, es muy probable que una de las cosas que necesitemos en ese momento sea suspender de inmediato o que ni si quiera se desencadene la lactancia. Y este sentimiento es normal, es normal que no queramos tener que seguir con un proceso fisiológico que nos recuerde cada pocas horas que hemos tenido una pérdida de ese calibre. Es vuestra decisión.

En estos casos si sería recomendable la administración de Cabergolina. Es posible que sea una de las cosas que vuestro médico comente con vosotras o una de las primeras manifestaciones que queráis hacer al equipo médico. Ellos os indicarán las pautas del tratamiento, os informarán sobre el fármaco y es muy posible que os soliciten algunas pruebas (como análisis de sangre o electrocardiograma) para ver que tal reacciona vuestro cuerpo ante la administración de la Cabergolina.
Algunos de los efectos secundarios con los que os podéis encontrar tras iniciar la pauta de tratamiento con este fármaco son: somnolencia (por lo que se recomienda no conducir ni hacer uso de maquinaria), náuseas y vómitos, acidez estomacal, estreñimiento, fatiga, mareos, dolor en los senos, periodos menstruales que cursen con dolor moderado, entre otros. Ante cualquier duda siempre, siempre consultar con vuestro médico.

Recordad que se trata de vuestras lactancias y que, haya bebé o no, la decisión de interrumpirlas o mantenerlas es vuestra. Siempre que lo necesitéis podéis contar con el apoyo de asesoras de lactancia e IBCLC’s, que sabremos como guiaros en la gestión de vuestras lactancias sea en la situación que sea.