Asesora de lactancia Dña. Tania G. Santiago "Lactancia y Vida" MI EMBARAZO

Lactancia y vida: ¿Qué sucede con la lactancia tras la pérdida perinatal?

Mi nombre es Tania y soy asesora de lactancia. Le pedí a Silvia poder colaborar en este blog pues creo que si ya se habla poco de la muerte perinatal, aún se trata menos el tema de la lactancia en estos casos, y creo que es importante que tengáis una pincelada de información si, por desgracia os encontráis en esta situación.

Cuando nos encontramos con la pérdida de un bebé durante el embarazo, al nacer o con pocas semanas de vida, nos encontramos metidos de llenos en una montaña rusa de emociones y situaciones que para nada era lo que teníamos planeado al ver el positivo en el test de embarazo. Y para colmo, la naturaleza tampoco ayuda. Como mamíferos que somos, al quedarnos embarazadas, además de crear vida en nuestro interior, nuestro cuerpo se prepara para alimentarlo y darle consuelo y cobijo una vez nace, se prepara para lactar. Pero, ¿Y si de repente ya no hay bebé?, ¿Qué pasa con ese proceso natural?, ¿Se para de golpe? Pues no, sigue su curso. Si, un proceso que muy posiblemente sería más fácil emocionalmente si se parara de golpe igual que lo hace la vida de nuestro bebé, pero el cuerpo humano es complejo y solo entiende de frenar en seco cuando se trata de la muerte.

Es normal sentir ese batiburrillo de emociones al respecto, sentirte enfadada con tu cuerpo por seguir produciendo leche para un bebé que ya no está, o sentir que aún notas más el vacío que deja su pérdida porque sigue brotando leche de tus pechos, leche que él o ella no van a tomar. Valida tus sentimientos, da igual lo que te digan, tienes todo el derecho a sentirte como te sientes. Si con la muerte neonatal y sobretodo perinatal la sociedad mira hacia otro lado, con una lactancia dónde ya no hay bebé al que lactar la situación puede volverse más crítica aún si cabe, aceptar y apoyar esta lactancia y a la madre que la está viviendo sería otra oportunidad para la sociedad de normalizar la lactancia, sería genial que fuera así, y muchas os encontraréis con ese apoyo, pero otras tantas no encontraréis eso en vuestro entorno. Acudid siempre a una asesora de lactancia, IBCLC o grupo de apoyo a la lactancia, allí encontraréis el refugio que necesitáis para gestionar la lactancia tras la pérdida de la mejor manera posible para vosotras.

Extractor de leche

Si habéis sufrido una pérdida gestacional o neonatal, tras el alumbramiento (desprendimiento de la placenta del útero) se desencadena la lactancia. En el caso de la muerte gestacional dependerá de la semana de embarazo en la que os encontréis. Si deseáis interrumpir la lactancia de inmediato, vuestr@ obstetra os podrá proporcionar medicación para que esta subida de la leche no tenga lugar. Si por el contrario preferís donar el calostro y la leche que produzcáis, seguro que ayudaréis a muchos bebés que se encuentran en la UCIN o que sus madres no pueden ofrecerles leche materna por diversas circunstancias. Poneos en contacto con el banco de sangre y tejidos de vuestra ciudad o de vuestro hospital y os informarán de cómo llevarlo a cabo.

La situación varía si por el contrario la pérdida del bebé se produce varias semanas después del nacimiento, cuando la lactancia ya está establecida. Aquí es probable que si deseáis suspender al lactancia de inmediato los fármacos no hagan efecto, pues con lactancias ya establecidas su efectividad disminuye (pero ojo, que no siempre es así y se han dado casos donde han sido efectivos con lactancias ya bien establecidas). En este caso lo más recomendable sería ir realizando varias extracciones al día sin llegar a vaciar los pechos del todo, para ir bajando la producción de leche pero sin que corramos el riesgo de sufrir ninguna complicación tipo obstrucción mamaria o mastitis. Podéis desechar esta leche o bien donarla. O quizás preferís mantener un tiempo la lactancia para hacer una donación más importante de leche materna.

Banco de leche en casa


¿Y por qué os hablo tanto de la donación de vuestra leche? Sobra decir los beneficios que tiene la leche materna para los bebés, pero sobre todo para aquellos que se encuentran enfermos o han nacido de forma prematura y no pueden recibir leche de sus madres o no la suficiente. Pero también os puede servir a vosotras. Si, muchas madres deciden hacer una donación de leche en nombre de su bebé para ayudar a muchos otros que lo necesiten, porque les sirve como terapia, sabiendo que están ayudando encuentran una manera de enfocar su duelo y hacerlo más llevadero en algo que no desaparece de manera brusca, sino que va dilatándose un poco más en el tiempo y les permite asimilar mejor la situación.

Sea cual sea vuestra decisión recordad que es solo vuestra, ni de la sociedad, ni del personal sanitario ni de vuestra familia. Es vuestra lactancia y sois vosotras las que decidís que hacer con ella y cuál es la mejor forma de llevarla para vosotras. En mí y en otras tantas asesoras de lactancia como yo siempre encontrareis el apoyo y el asesoramiento que necesitéis en cada caso, estamos aquí para esto y para acompañaros en lo que necesitéis.
Podéis encontrarme en Instagram en @lactanciayvida o poneros en contacto vía e-mail en lactanciayvida@gmail.com.