MI EMBARAZO

Los primeros sustos

Si es que lo de tener una vida tranquila no va conmigo, está claro. Y este embarazo pues no iba a ser menos, por esto de no perder la costumbre de andar a saltos por la vida….

Os cuento que estoy en reposo por un hematoma retrocorial que provoca sangrados y que voy bien, pero que bien chutada de progesterona para ayudar a que se reabsorba. Además de momento, no se ve embrión porque según dicen los ginecólogos es muy pronto para poder verlo. Hay saco gestacional, hay vesícula vitelina pero de momento no hay baby visible.

Evidentemente estoy de baja por prescripción médica no solamente por las pérdidas, sino porque mi embarazo ya de por sí es de riesgo. No solamente porque Sara nació con malformaciones indetectables en las ecografías sino que a mayores el nivel de estrés que tengo en este trabajo no es compatible con un embarazo tranquilo.

Me preguntáis mucho como me encuentro y os diré que lo llevo bastante bien a todos los niveles. Veo series, películas y disfruto de mi casa como nunca. Y aunque la cabeza de vez en cuando hace de las suyas, yo insisto en que me deje tranquila y me permita conectar con este bebé en condiciones.

Nunca pensé que estaría como estoy amigas. En ningún sentido. Nunca imaginé que tendría una hija preciosa que moriría con cuatro meses de vida, que tras ella vendría otro embarazo complicado y que a mayores mi madre, la persona más intensa y más negativa del mundo, tendría que vivir en esta época un cáncer de colon de los jorobados. A veces la vida parece un chiste malo.

Pero como siempre os digo esto es la vida, no deja de sorprendernos, no deja de ponernos a prueba y de darnos herramientas para que podamos evolucionar y avanzar como almas.

Esta semana tenemos ecografía y en ella confirmaremos si hay bebé o no y veremos cómo evolucionan las cosas. Y por supuesto por aquí vendré a contaros el resultado de la consulta. ¿Alguna mamá cómo yo? Besos a montones bonitas.

1 pensamiento sobre “Los primeros sustos”

  1. Parece que nuestras historias son similares, con la diferencia que yo tuve dos abortos, uno a finales de Julio y otro en noviembre del año pasado despues de un monton de pruebas, no encuenran el motivo por el cual se producen. Y antes del segundo aborto a mi madre también le detectaron un cáncer de colon que por suerte estaba en un estado muy inical y pudieron estirparle ese pólipo en una colonoscopia y ahora está perfectamente. Yo pienso que la vida en ocasiones nos pone desmasiados obstáculos.
    Que tengas mucha suerte en tu embarazo. un abrazo enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.