DESVARÍOS DE @una_madre_mas, Uncategorized

HASTA LAS NARICES

Estoy hasta las narices y perdonadme la expresión pero es lo que siento. En el post de hoy voy a hablar de un tema muy concreto, la lactancia materna. Últimamente hay una corriente generada en redes sociales a cerca de normalizar el hecho de dar el pecho en público. Vaya por delante que soy defensora del apego, del colecho y de la lactancia materna, por eso pienso que en un tema como este no hay nada que normalizar porque alimentar a un bebé con la teta es algo NORMAL y NATURAL. Por tanto parto de la base de que es absurdo intentar normalizar lo que ya lo es.

Pero la polémica viene realmente a raíz de la incomodidad que genera hacia otras personas, el hecho de que haya mujeres que muestren como sus hijos e hijas maman del pecho de sus madres en las REDES SOCIALES. A mayores, se suma a esto que hay mujeres que se sienten observadas y repudiadas por la sociedad cuando están dando de mamar a sus hijos en lugares públicos y se está montando un follón en el que creo que se mezclan churras con merinas. Porque una cosa son las redes sociales y otra muy distinta es la calle. Pero vamos, hoy voy a dejar aquí plasmada mi visión, mi realidad y lo que creo que es normal y lo que se está yendo totalmente de madre.

Punto n.1) Dar de mamar es un acto natural y NECESARIO para un bebé porque es su alimento. Es igual de respetable que una madre sentada en una cafetería quiera dar de mamar abiertamente, quiera taparse con una gasa o quiera irse a un baño. Las necesidades de tu hijo van a ser cumplidas exactamente igual lo hagas como lo hagas, así que dejemos de preocuparnos por las formas y preocupemonos de que se cumpla lo esencial que es alimentar.

Punto n.2) Como madre puedes sentirte incómoda dando pecho en público o no hacerlo en absoluto, eso forma parte de tu carácter, de tu forma de ser y de tus emociones y es muy respetable. Ahora bien, el hecho de que una persona se sienta incómoda viendo a una mujer dando de mamar a un niño también es LICITO y RESPETABLE. Y os voy a decir porqué: Las tetas son tetas aquí y en China. Las tetas sirven para alimentar a nuestros hijos y forman parte de la sexualidad femenina a partes iguales. Como tiene una doble connotación o un doble significado hay que ACEPTARLO y lidiar con ello!!! Sabemos que se utilizan para el sexo y para la alimentación de nuestros hijos y eso en ojos ajenos puede ser difícil de distinguir aunque para otras personas sea muy obvio. ¿Por qué? Porque somos humanos y tenemos emociones y sentimientos DIFERENTES. Porque además, fuera del sentido sexual, puede haber mil razones y motivos por los cuales a una persona puede hacerle daño el ver esta situación: porque seas muy pudoroso/a y te resulte incómodo, porque acabes de tener un aborto y te de una pena inmensa… Hay mil y un motivos. La solución es muy fácil desde mi punto de vista, ¿¿Puedo alimentar a mi hijo evitando hacer sentir incómodo a mi entorno?? Pues por respeto y porque mi libertad acaba donde empieza la de los demás, lo hago. Aunque me suponga levantarme de una mesa e irme a otro lugar lo hago. Porque EMPATIZO con los demás seres humanos, porque me pongo en su lugar y NO ESTOY ARRIESGANDO LA ALIMENTACIÓN DE MI NENE PORQUE EL/ELLA VA A COMER. No sé sacrifica lo más importante y todos contentos. En eso consiste el respeto, en ceder, en entender y en empatizar con el mundo porque todos somos DIFERENTES. Y que no os mientan… Mi abuela contaba siempre como había mujeres que en sus tiempos daban de mamar delante de cualquiera y otras que preferían hacerlo en la intimidad. Ser y pensar diferente es lo que tiene!!! Ser más o menos pudoroso, ser más o menos reservado, ser más o menos tímido…. Eso no te criminaliza!!! No eres mejor madre por mostrar tu lactancia al público coño y tampoco nadie que lo haga va a lograr que desaparezcan los pederastas ni los pedófilos ni los intolerantes porque siempre va a haber de todo en la sociedad. Por lo mismo, porque somos diferentes. Se les llena a algunas mujeres la boca pidiendo respeto y empatía y ¿Dónde está la suya hacia el resto de individuos?

PUNTO N3 Y EL MAS IMPORTANTE) El problema principal viene cuando en las redes sociales una madre sube una fotografía a la red dando de mamar a su hijo sacando su rostro. Mucho ojo, porque ahí ya no eres tú sola la que sales, sino que también aparece tu hija/o por tanto las precauciones al tratarse de un menor deben de ser máximas. ¿Eso quiere decir que los niños no puedan salir en fotografías que serán subidas a la red? NO. Ahora bien, nos llenamos la boca hablando de criar en calma, de proteger al menor, de disciplina positiva y sin embargo NO PENSAMOS que cuando subimos una fotografía a la red de internet en la que sale nuestro hijo en situaciones ÍNTIMAS estamos exponiendolo a niveles totalmente incontrolables. A nosotros como adultos puede parecernos o no algo totalmente normal y natural pero no sabemos que les parecerá a nuestros hijos el día de mañana, cuando tengan criterio y opinión propia. No sabemos si estarán de acuerdo o no en que una fotografía suya mamando de la teta este en internet. No sabemos si les gustará saber que esa fotografía fue material que sus madres cedieron voluntariamente al mundo, exponiendoles a ser contenido jugoso para los pederastas, pedófilos, psicópatas o degenerados varios. Cuando compartimos una fotografía de otra persona sin su consentimiento estamos VULNERANDO SU DERECHO A LA INTIMIDAD Y A LA PROPIA IMAGEN. Punto pelota no hay más vueltas que darle. Aún subiendo imágenes de los niños que son aceptables socialmente (Porque si, vivimos en sociedad y esto es lo que hay, si se quiere otra cosa siempre se puede volver uno hermitaño) seguimos vulnerando sus derechos. Ahora bien, hay una diferencia muy grande entre subir una fotografía de un niño vestido, sin estar en una circunstancia íntima comprometida o vergonzosa a subir lo que nos de la real gana sin pensar en lo que le puede llegar a afectar en un futuro. Y si, alimentar a un bebé es un momento íntimo que puede ser tergiversado a causa de la doble connotación o significado que tienen las tetas, como bien he dicho antes.

Dicha mi opinión, últimamente os prometo que estoy indignada con la capacidad que tienen algunas personas de manipular y de tergiversar las opiniones ajenas para simplemente ponerlas a su favor y sacar tajada económica de ello. Pensad muy bien antes de uniros a las revoluciones sociales, analizad todos los pros y los contras y evaluad si merece la pena y si realmente es una revolución al uso o es una forma de monetizar. Porque a esas personas que vuestros hijos queden expuestos les importa un comino, solo sois un eslabón más en la cadena del negocio, pero si el día de mañana vuestros hijos sufren acoso escolar esas personas no van a sacaros del problema ni os van a consolar ni ayudar. Vamos, que no van a mover un dedo por vosotros. No olvidemos que el que difunde la necesidad de respeto tiene que ser imagen de respeto a si mismo y a su entorno, ser ejemplo de algo ante el mundo implica muchísima responsabilidad, por eso yo siempre digo que no soy ejemplo de nada, ni soy revolucionaria, ni líder ante la sociedad ni ante nadie. Para que la opinión de una persona sea tomada enserio, ha de comulgar con su discurso y ser coherente sino…es que algo está fallando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.